Retrospectiva

La Revolución es una Eztétyka

Por Nuria Cubas

01_Portada_Foto Domenico Calí

La Revolución es una Eztétyka. Por un cine Tropicalista. Caja Negra Ed. Foto: Domenico Calí

La labor de Glauber Rocha, el cineasta icono del Cinema Novo, como crítico y ensayista es internacionalmente conocida y de sobra rescatable en nuestros tiempos. Sus opiniones y escritos, contribuyeron casi tanto como sus películas a colocar al cine brasileño en los principales festivales internacionales durante los años 60 y 70 del pasado siglo. Una situación privilegiada que, también hay que decirlo, no ha vuelto a vivir esta cinematografía desde entonces. Si bien es cierto que las intenciones del Cinema Novo respecto a las políticas cinematográficas, la educación del espectador o el anticolonialismo en la distribución, tal y como las planteaba Rocha, no consiguieron consolidarse en Brasil (ni en ningún otro lugar) según las previsiones, su lucha sigue estando vigente en todo el mundo y su prosa sigue alimentando los deseos de una cinematografía verdadera, que salga de lo más puro de una cultura y mantenga una sociedad.

La editorial argentina Caja Negra publicó en 2011 una amplia recopilación de los textos críticos de Glauber Rocha. Algunos de estos textos: ensayos, manifiestos, artículos y conversaciones realizados por el cineasta brasileño, se publicaban por primera vez en castellano, rescatando para los lectores hispanohablantes una reflexión que tiene mucho que ofrecer al panorama contemporáneo. La selección de textos que realiza Ezequiel Ipar para esta edición convierte a La Revolución es una Eztétyka. Por un cine tropicalista en una de las mejores publicaciones en nuestra lengua de la labor crítica del gran cineasta que fue Glauber Rocha. Los textos presentados abarcan el periodo desde 1957 hasta la prematura muerte de Rocha en 1981, a los 43 años de edad, y ofrecen una visión especialmente rica no sólo para ahondar en el pensamiento y la obra del cineasta brasileño, sino para adentrarse también, de la mano de un testigo excepcional de la época, en uno de los periodos más convulsos y atractivos de la historia del cine, el que supuso el final del cine clásico y el inicio del cine moderno, el auge de los cines periféricos y el desarrollo del concepto de los cines nacionales.

02_La edad de la tierra (1980) Glauber Rocha

La Edad de la Tierra (1980) Glauber Rocha

La obra crítica de Glauber Rocha nos introduce en algunos de los temas más discutidos por el mundo del cine: el público, la crítica, la homogeneización de imágenes, estilos e ideas, Hollywood mediante, la producción o la distribución. Rocha ofrece a través de una escritura abiertamente emocionante su visión de estos aspectos en relación a la historia. Curiosamente el panorama mundial ha cambiado notablemente a nivel político y social desde que Rocha escribiera sus textos. Mientras Brasil se encuentra a la cabeza de los países en desarrollo, esa Europa del centralismo cultural, social y paternalista que describe, ha ido diluyéndose en los últimos años. Sin embargo, parece que lo que sí ha revivido ha sido la chispa revolucionaria, hace ya meses que se suceden por el mundo manifestaciones populares a favor de un cambio en el sistema mundial, algunas de las últimas han ocurrido precisamente en Brasil y estamos percibiendo una revolución cinematográfica, que sobre todo desde el documental, nos habla de esta necesidad de cambio en las políticas sociales y económicas y también en lo que respecta a la cultura y al cine. Tomando como ejemplo el panorama español, podemos citar Enero 2012 o el apoteosis de Isabel la católica (2012) de Los Hijos, Sé Villana. La Sevilla del diablo (2013) de María Cañas o Mercado de Futuros (2011) de Mercedes Álvarez, por nombrar sólo algunos de los muchos documentales que están trabajando en esta línea.

03_Sé Villana_La Sevilla del Diablo (2013) María Cañas

Sé Villana. La Sevilla del diablo (2013) María Cañas

Como es bien sabido, gran parte de estas revueltas se han propagado a través de internet y es aquí también donde se expande la revolución cinematográfica, en algo sobre lo que ya llamó especialmente la atención Glauber Rocha y que puede ser una de las grandes reflexiones o conocimientos que nos han dejado los Nuevos Cines en general. Si bien los cineastas de aquella época consiguieron el apoyo del Estado para la producción de sus películas, mitigando (al menos por unos años) los problemas de producción y rodaje, había un tercer paso que era necesario conquistar, el de la distribución. Esta fue quizás la gran lucha de Rocha a nivel político-cinematográfico o al menos, la que más queremos destacar, la denuncia del colonialismo en la distribución y la necesidad de eliminar ese colonialismo como paso clave para el desarrollo de una industria cinematográfica libre, que defienda los valores de una sociedad. En nuestro caso y con esto quiero decir, en el tiempo que nos ocupa ahora a nosotros, en el hoy en día, la distribución libre se está abriendo paso a través de internet, en páginas que han conseguido llevar a un público interesado un gran número de títulos que habrían quedado en el olvido o en la memoria de algún grupúsculo íntimo, estoy hablando de iniciativas como Filmin o Mubi o Plat o Márgenes. Supongo que nos queda saber cómo vamos a hacer para mantener la sala oscura y en este camino lleno de dificultades y pasiones, Glauber Rocha nos apoya, incluso desde el más allá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s