Retrospectiva

Nicholas Ray “es el cine”, que dijo Godard …

Por Roberto Granda

Un director “artesano” que legó en sus películas, muchas de ellas memorables, una mirada a menudo trágica, amarga y romántica, reflejo de su propia vida.
Nicholas Ray “es el cine”, en palabras de Godard.

Ray1

Nicholas Ray

Llegó a Hollywood de la mano de su amigo Elia Kazan, y en su ópera prima Los amantes de la noche ya pudo plasmar a esos personajes marginales y en conflicto social o moral que serían tan habituales en su filmografía. También es capaz de acariciar con la cámara a Gloria Grahamme, la que luego sería su mujer. En Llamad a cualquier puerta seguiría patente el drama social como un fatalismo casi existencial; finales ásperos que recubren las películas del director, donde fueron dejando huella los sentimienos y las pasiones, los afectos y los rencores, la fe, la ilusión y los desencantos.

Tras el pequeño fiasco que supuso Un secreto de mujer, Nicholas Ray llegó en plena forma a la ensalzada En un lugar solitario, donde Bogart interpreta a ese guionista sin estrella a quien la fatalidad le impedirá subirse al último tren en el terreno sentimental. Y pone en bandeja a Joan Fontaine todo un papelón en Nacida para el mal, en su rol de mujer fatal para desgracia y tortura de Robert Ryan, aunque el resultado de la película fuera simplemente aceptable. No así el drama que interpreta también Ryan, el policía violento que encuentra el amor y la mesura en la mujer ciega que trata en vano proteger a su hermano, en la auténticamente hermosa La casa en la sombra.

en un lugar

En un lugar solitario, Nicholas Ray

Tras algunas películas de encargo, Nicholas Ray ofreció un giro a las viejas reglas del western y cedió el protagonismo a la mujer, además de filmar la conversación de amor más desesperada y romántica de la historia del cine, ésa que acontece en Johnny Guitar, un western atípico y genial (¡cómo está Joan Craword, cómo está Sterling Hayden, cómo está  Mercedes McCambridge!, y hasta el entrañable secundario Ernest Borgnine en su cometido de pendenciero)
Después, rodaría una película en exceso mitificada, que es además una obra menor de Ray, Rebelde sin causa; aunque sirvió para afianzar al icono James Dean e impulsar una estética reconocida, además de funcionar enormemente en taquilla. Y regresaría al western con Busca tu refugio, mostrando un similar paternalismo de Llamad a cualquier puerta pero esta vez al cuidado del confictivo John Derek.

johnny_guitar_2

Johnny Guitar, Nicholas Ray

Robert Taylor y Cyd Charisse se ponen a su servicio para Chicago años 30, donde es imposible no ver la huella del director, su personal visión de la dureza de la vida y del romanticismo. Tras el éxito de ésta y de la emotiva Los dientes del diablo, el magnate  Samuel Bronston lo ficharía para rodar en España Rey de reyes y 55 días en Pekín.

Pero Ray estaba llegando a un ocaso previsible, su adicción al juego y al alcohol le hacían dilapidar todo el dinero ganado a lo largo de su carrera. Y pasó los últimos años de su vida tratando de sacar adelante ambiciosos proyectos que ya nadie quiso financiar. Como el triste canto de un cisne, se dejó grabar por Wim Wenders cuando se encontraba en la fase final de su cáncer, en lo que sería el documento Relámpago sobre el agua. Aunque rodeado de amigos y charlando sobre cine, todo ya es decadencia y una liturgia de gran estima, por una vida y un talento en declive.

Así se acercan a él los cineastas que forman testimonio en el documental. Con el respeto a la figura de un director de raza. Con la lealtad a ciertas viejas reglas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s